ORACIONES
ORACIONES




Entrego una cantidad de oraciones, para que realices una union con JESÚS más cercana y converces con él más fuerte.Algunos consejos de Jesús para orar y el Santísimo ROSARIO

  1. PADRE NUESTRO
  2. AVE MARIA
  3. ALMA DE CRISTO
  4. ORACION DE ABANDONO
  5. CREDO
  6. LA SALVE
  7. CONSAGRACION
  8. OFRECIMIENTO PERSONAL
  9. ORACION PARA EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
  10. ORACIÓN DE ENTREGA
  11. ANGELUZ
  12. ORACIÓN ACOLITADO
  13. ORACIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN DE LA TIRANA
  14. ORACIÓN DE SAN NORBERTO
  15. UNIÓN CON JESUS
  16. ORACIÓN AL PADRE HURTADO
  17. ORACION A SAN JOSE
  18. YO PECADOR
  19. ORACION PARA LAS VOCACIONES
  20. BENDITA SEA TU PUREZA
  21. JESUS NO TIENES MANOS
  22. ORACION A SAN FRANCISCO DE ASÍS
  23. ORACION AL ESPIRITU SANTO
  24. INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
  25. VEN CREADOR ESPÍRITU
  26. VEN ESPÍRITU DIVINO
  27. ORACION DEL CATEQUISTA
  28. ORACION SAN PEDRO
  29. AQUI ESTOY SEÑOR
  30. LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ
  31. OFRECIMIENTO DE OBRAS
  32. MIRADME HO MI AMADO Y BUEN JESÚS
  33. VISITA AL SANTÍSIMO SACRAMENTO
  34. SAGRADO CORAZÓN EN TI CONFÍO
  35. PLEGARIA
  36. ORACIÓN PARA SANTIFICAR EL DÍA
  37. ORACIÓN DE LA MAÑANA
  38. PLEGARIA DE LA MAÑANA
  39. ORACIÓN DE SAN IGNACIO DE LOYOLA
  40. PARA IMPLORAR MISERICORDIA DIVINA
  41. RÉQUIEM
  42. ORACIÓN INICIAL DEL MES DE MARIA
  43. ORACIÓN FINAL DEL MES DE MARIA
  44. ORACIÓN A NTRA. DE LOURDES

    1. PADRE NUESTRO

    2. Padre nuestro, que estas en el cielo
      santificado sea tu nombre
      venga a nosatros tu reino,
      hagase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
      Danos hoy nuestro pan de cada dia,
      perdona nuestras ofensas,
      como tambien nosotros perdonamos a quienes nos ofenden.
      No nos dejes caer en tentacion y libranos del mal
      AMÉN


    3. AVE MARIA

    4. Dios te salve maria,
      llena eres de gracias,
      el Señor es contigo,
      bendita eres entre todas las mujeres
      y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
      Santa Maria, madre de Dios,
      ruega por nosotros los pecadorers,
      ahora y en la hora de nuestra muerte.
      AMÉN


    5. ALMA DE CRISTO

    6. Alma de cristo, santificame,
      cuerpo de cristo, salvame.
      Sangre de cristo, embriagame.
      Agua del costado de cristo, lavame.
      Pasion de cristo, confortame.
      Oh! buen Jesús, oyeme.
      Dentro de tus llagas, escondeme.
      No permitas que me aparte de ti.
      Del enemigo malo, defienfeme.
      En la hora de mi muerte, llamame.
      Y mandame ir a ti para que con tus santos te alebe,
      por los siglos de los siglos.
      AMÉN


    7. ORACION DE ABANDONO

    8. Padre me abandono a ti, haz de mi lo que quieras,
      por todo lo que hagas en mi, te doy gracias.
      Estoy dispuesto a todo, todo lo acepto,
      con tal que tu voluntad se haga en mi
      y en todas tus criaturas.
      No deseo nada más Dios mío.
      Pongo mi vida en tus manos; te la doy Dios mío,
      con todo el amor de mi corazón, porque te amo
      y es para mi una necesidad de amo el darme,
      con infinita confianza,
      porque tú eres mi Padre
      AMEN


    9. EL CREDO

    10. Creo en Dios, Padre todopoderoso,
      creador del Cielo y de la tierra.
      Creo en Jesucristo su único Hijo,
      Nuestro Señor, que fue concebido por obra
      y gracia del Espíritu Santo; nació de Santa María Virgen,
      padeció bajo el poder de Poncio Pilato;
      fue crucificado, muerto y sepultado;
      descendió a los infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos;
      subió a los cielos y está a la diestra de Dios Padre;
      desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.
      Creo en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia Católica,
      la Comunión de los Santos, el perdón de los pecados,
      la resurrección de los muertos y la vida eterna.
      AMÉN


    11. LA SALVE

    12. Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
      vida, dulzura y esperanza nuestra.
      Dios te salve.
      A ti clamamos los desterrados hijos de Eva,
      a ti suspiramos, gimiendo y llorando
      en este valle de lágrimas.
      Ea pues, Señora abogada nuestra,
      vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos,
      y después de este destierro muéstranos,
      a Jesús, fruto bendito fruto de tu vientre.
      Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María,
      ruega por nosotros Santa Madre de Dios,
      para que seamos dignos de alcanzar
      las promesas de Cristo nuestro Señor,
      AMÉN


    13. CONSAGRACION

    14. ¡Oh Señora mía, oh Madre mía!
      Yo me ofrezco todo a ti.
      Y, en prueba de mi filial afecto,
      Te consagro en este día
      Mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón;
      En una palabra, todo mi ser.
      Ya que soy todo tuyo, oh Madre de bondad,
      Guárdame, defiéndeme y utilízame
      Como instrumento y posesión tuya.
      AMÉN


    15. OFRECIMENTO PERSONAL

    16. Toma, Señor y recibe toda mi
      libertad, mi memoria,
      mi entendimento y toda mi voluntad,
      todo mi haber y poseer.
      Tu me lo diste , a ti,
      Señor lo torno, todo es tuyo,
      dispon de mi segun tu voluntad.
      Dame tu amor y gracia que eso me basta.
      AMÉN


    17. ORACION PARA EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

    18. Dios Padre Misericordioso, que hiciste al hombre y mujer,
      y desde el principio de su creación los uniste en matrimonios indisoluble;
      Tú, que designaste esa unión a los maravillosos fines del amor conyugal, de la
      procreación y educación de sus hijos;
      Tú, que por boca de Jesucristo Tu hijo nos ordenaste:
      “Lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre”; por la intercesión de María
      Santísima, Reina de la familia,
      Virgen del Carmen y Patrona de Chile,
      Te suplicamos de todo corazón,
      que hagas cada día más firme en nuestro país el vínculo conyugal,
      para que según tus amorosos designios,
      la familia originada en el matrimonio indisoluble se de veras el fundamento
      de nuestra sociedad, y la esperanza más luminosa del
      futuro de nuestra Patria.
      Te lo pedimos por cristo nuestro Señor,
      AMÉN


    19. ORACIÓN DE ENTREGA

    20. Toma, Señor, y recibe
      toda mi libertad, mi memoria,
      mi entendimiento y mi voluntad.
      De Ti, Señor,
      todo lo he recibido;
      a Ti todo lo devuelvo.
      Dispone de mí según tu voluntad.
      Dame tu Amor y tu Gracia,
      que solo eso me basta.
      AMÉN


    21. ANGELUZ

    22. El Angel del Señor anunció a María
      Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo

      Dios te salve....

      He aquí la esclava del Señor
      Hágase en Mi, según Su Palabra.

      Dios te salve....

      Y el Verbo de Dios se hizo carne
      Y habitó entre nosotros

      Dios te salve....

      Ruega por nosotros Santa Madre de Dios
      Para que seamos dignos de alcanzar
      las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo

      AMÉN


    23. ORACIÓN ACOLITADO

    24. Dios Todopoderoso,
      te pedimos por intercesión
      del Mártir San Tarsicio
      que nos concedas
      reconocer con fe firme
      la presencia real de tu
      Hijo hecho hombre en la
      Eucaristía y honrarlo
      con todo el corazón
      cada día de nuestra vida.
      Por Jesucristo tu hijo
      Nuestro Señor
      AMÉN


    25. ORACIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN DE LA TIRANA

    26. Dios misericordioso: Al reunirnos par honrar
      a nuestra madre, bajo su advocación de Virgen
      del Carmen de la Tirana, venimos con fe y
      esperanza a pedirte salud y salvación.

      Madre de Carmelo de la Tirana, que la
      Pasión de Cristo nos hermane y nos ayude a
      servir con alegría.

      Ruega por nosotros pecadores, para que el
      señor resucitado viva en nuestros corazones.

      Enséñanos a imitar tu propia vida; a creer
      fielmente en la palabra de Jesús y a ponerla
      en practica, sin temor.

      Une a todos tus hijos que te buscan; en le
      único pueblo de Dios que peregrina hacia
      la patria del cielo.

      Que contigo construyamos un mundo
      de paz en la justicia.

      Que el Espíritu Santo nos guíe, y en la hora
      de la muerte nos reciba en la casa del Padre
      bondadoso.

      AMÉN


    27. ORACIÓN DE SAN NORBERTO

    28. Señor, Tú hiciste del Obispo San Norberto
      un pastor admirable de Tu Iglesia
      por su espíritu de oración y su celo apostólico;
      te rogamos que, por su intercesión,
      Tu pueblo encuentre siempre pastores ejemplares
      que le conduzcan a la salvación.
      Por Jesucristo,
      AMÉN


    29. UNIÓN CON JESUS

    30. Sólo en Jesús encuentro ese amor constante,
      amor sin límite, amor infinito.

      No hay separación entre nosotros,
      donde yo vaya El está conmigo
      dentro de mi pobre corazón.

      Quiero corresponder a tanto amor,
      amándolo con locura,
      sobre todo en las obras,
      pues con ellas se demuestra el amor;
      y por eso todo lo que hago
      lo hago por amor a mi Jesús.

      ¡Cómo quisiera hacer que todos lo amen,
      pero antes que lo conozcan!
      Quisiera encender al mundo de amor,
      e inculcar en las almas
      el amor a lo eterno.

      Antes de cada acción debemos
      darle una mirada a Jesucristo,
      en El encontraremos todo lo que queramos
      y en El veremos a quienes
      nos son indiferentes.

      Un alma unida e identificada con Jesús
      lo puede todo.

      Santa Teresa de los Andes


    31. ORACIÓN AL PADRE HURTADO

    32. Padre Alberto Hurtado, Apóstol de Jesucristo,
      servidor de los pobres, amigo de los niños
      y maestro de juventudes,
      bendecimos a nuestro Dios
      por tu paso entre nosotros.

      Tú supiste amar y servir, Tú fuiste profeta de la justicia
      Y refugio de los más desamparados.
      Tu construiste con amor un hogar para acoger a Jesucristo.

      Como un verdadero padre para Chile,
      Tu nos llamas a vivir la fe comprometida, consecuente y
      solidaria.

      Tú nos guías con entusiasmo en el seguimiento del Maestro.
      Tú conduces al Salvador que nuestra Patria hoy necesita.

      Haznos vivir siempre contentos aún en medio de las dificultades.
      Haz que sepamos vencer el egoísmo
      y entregar nuestra vida a los hermanos.

      Padre Hurtado, hijo de maría y de la Iglesia,
      amigo de Dios y de los hombres,
      ruega por todos nosotros,

      AMÉN


    33. ORACIÓN A SAN JOSÉ

    34. Oración por la construcción del monasterio
      “Nuestra Señora del Desierto”
      de Carmelitas Descalzas en Iquique.


      Glorioso San José,
      Padre adoptivo de Jesús, Esposo virginal de María,
      Tesorero y dispensador de las gracias del Rey de la gloria.
      Llenos de confianza en tu bondad y poder
      Te suplicamos tomes bajo tu protección y guía
      La construcción del Monasterio de Carmelitas Descalzas en
      Iquique.
      Ayúdanos para que tengamos espíritu de oración,
      Vocaciones a la vida de especial consagración,
      Y generosidad par los necesarios recursos materiales.
      Anhelamos su buen resultado para mayor gloria de Dios,
      El más integral bien de nuestra ciudad y región
      Del norte grande de Chile,
      La salvación y llegada al Reino eterno de todos nosotros.
      AMÉN


    35. YO PECADOR

    36. Yo confieso ante Dios Todopoderoso y ante vosotros hermanos,
      que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión:
      por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.
      Por eso ruego a santa María siempre Virgen, a los Ángeles,
      a los Santos y a vosotros hermanos,
      que intercedáis por mí ante Dios, nuestro Señor.
      AMÉN


    37. ORACIÓN PARA LAS VOCACIONES

    38. Dios, Padre y Pastor de todos los hombres,
      Tu quieres que no falten hoy día,
      Hombres y mujeres de fe
      Que consagren sus vidas al servicio del Evangelio
      Y al cuidado de la Iglesia.

      Haz que tu Espíritu Santo
      Ilumine sus corazones y fortalezca las voluntades de tus fieles
      Para que, acogiendo tu llamado
      Lleguen a ser los Sacerdotes y Diáconos,
      Religiosos, Religiosas y Consagrados
      Que tu pueblo necesita.

      La cosecha es abundante y los operarios pocos.
      Envía Señor, operarios a tus mies.

      AMÉN


    39. BENDITA SEA TU PUREZA

    40. (Pídele muchas veces a la virgen la pureza de
      pensamientos, palabras y obras en tu vida)


      Bendita sea tu pureza, y eternamente lo sea, pues todo un Dios
      se recrea en tan graciosa belleza. A Ti celestial Princesa,
      Virgen Sagrada, María, te ofrezco desde este día, alma, vida
      y corazón. Mírame con compasión. No me dejes, Madre mía.
      AMÉN


    41. JESUS NO TENES MANOS

    42. Jesús, no tienes manos,
      tienes sólo nuestras manos
      para construir un mundo nuevo
      donde haya más fraternidad y justicia.

      Jesús, no tienes pies,
      tienes sólo nuestros pies
      para poner en marcha a los oprimidos
      por el camino de la libertad.

      Jesús, no tienes labios,
      tienes sólo nuestros labios
      para anunciar a los pobres la buena noticia de la libertad.

      Jesús, no tienes medios,
      tienes sólo nuestro trabajo
      para lograr que todos los hombres vivan como hermanos.

      Jesús, aquí tienes mis manos, mis pies,
      mis labios, mi trabajo, mi sonrisa,
      mi tiempo, mi ilusión, mi vida.
      ¡Aquí estoy, Señor! Iré contigo.

      AMÉN


    43. ORACION A SAN FRANCISCO DE ASÍS

    44. “Señor, haz de mí un instrumento de tu paz:

      que donde haya odio, ponga yo amor;
      que donde haya ofensa, ponga yo perdón;
      que donde haya discordia, ponga yo unión;
      que donde haya duda, ponga yo la fe;
      que donde haya error, ponga yo verdad;
      que donde hay tristeza, ponga yo alegría;
      que donde haya tinieblas, ponga yo la luz.

      Oh Maestro, haz que no me preocupe tanto
      en ser consolado, sino en consolar;
      en ser comprendido, sino en comprender;
      en ser amado, sino en amar.

      Porque dando se recibe;
      olvidando, se encuentra;
      perdonando, se es perdonado;
      muriendo, se resucita a la vida eterna”.


      AMÉN


    45. ORACION AL ESPIRITU SANTO

    46. Ven Espíritu Santo, renueva toda mi vida.

      Dame la alegría y la fuerza para seguir adelante
      En la búsqueda de Jesucristo.

      Dame sabiduría para penetrar en el Evangelio,
      valor y fortaleza para comprometerme
      en la defensa del más pobre y del más débil;
      para decir la verdad siempre y en todo lugar.

      Dame la capacidad para tener amigos y descubrir los valores
      humanos de comunión y solidaridad.

      Ven Espíritu Santo: renueva toda mi vida.

      Dame sinceridad, sencillez y humildad
      en la ignorancia y en la sabiduría.
      Regálame la luz que muchas veces necesito
      cuando me encuentro solo, triste y amargado con problemas,
      cuando veo tanta injusticia, mentira y egoísmo.

      Ven Espíritu Santo: renueva toda mi vida.

      Dame la esperanza y el gozo de encontrar siempre
      a Jesucristo en mi casa, en mi trabajo, en la comunidad, en todas partes…

      Ayúdame cada día a renacer de nuevo
      para servir a Dios y para servir al hombre,
      a quien debo reconocer siempre como mi hermano.

      ¡Ven Espíritu Santo, ven!

      AMÉN


    47. INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

    48. Ven, Espíritu Santo,
      Llena los corazones de tus fieles
      Y enciende en ellos el fuego de tu amor.
      Envía Señor tu Espíritu.
      Y renueva la faz de la tierra.

      AMÉN


    49. VEN CREADOR ESPÍRITU

    50. De los tuyos la mente a visitar
      A encender en tu amor los corazones,
      Que de la nada te gustó crear.

      Tú que eres gran consolador
      Y don altísimo de Dios
      Fuente viva, y amor y fuego ardiente,
      Y espiritual unción.

      Tú tan generoso en dádivas,
      Tú poder de la diestra paternal:
      Tú promesa magnífica del Padre
      Que el torpe labio vienes a soltar.

      Con tu luz ilumina los sentidos,
      Los afectos inflama con tu amor
      Con tu fuerza invencible fortifica
      La corpórea flaqueza y corrupción.

      Lejos expulsa al pérfido enemigo,
      Danos pronto tu paz,
      Siendo tu nuestro guía,
      Toda culpa logremos evitar.

      Dennos tu influjo conocer al Padre
      Dennos, también al Hijo conocer,
      Y en ti, del uno y otro. Santo Espíritu,
      Para siempre creer.

      A Dios Padre Alabanza, Honor y Gloria,
      Con el Hijo que un día resucitó,
      Y a ti abogado y consuelo del cristiano,
      Por los siglos se rinda admiración

      AMÉN


    51. VEN ESPÍRITU DIVINO

    52. Ven espíritu Divino,
      Manda tu luz desde el cielo.
      Padre amoroso del pobre,
      Don, en tus dones espléndido;
      Luz que iluminas las almas;
      Fuente del mayor consuelo.

      Ven dulce huésped del alma,
      Descanso en nuestros esfuerzos,
      Tregua en el duro trabajo,
      Brisa en las horas de fuego,
      Gozo que enjuga las lágrimas,
      Y reconforta en los duelos.

      Llega hasta el fondo del alma
      Divina luz, y enriquécenos.
      Mira el vacío del alma
      Si tu le faltas por dentro.
      Mira el poder del pecado
      Cuando no envías tu aliento.

      Riega la tierra en sequía
      Sana al corazón enfermo,
      Lava las manchas. infunde
      Calor, de vida en mi hielo.
      Doma al espíritu indómito,
      Guía al que tuerce el sendero.

      Reparte tus siete dones
      Según la fe de tus siervos.
      Por tu bondad y tu gracia
      Dale al esfuerzo tu éxito.

      Salva al que guata salvarse
      Y danos tu gozo eterno.

      AMÉN


    53. ORACION DEL CATEQUISTA

    54. Padre bueno, nos llamaste
      a ser testigos de la alegría y la Esperanza
      que nos trae la presencia de Jesús Resucitado.

      Queremos pedir que tu Espíritu
      sea nuestro Inspirador y Guía.

      Que nos conceda un corazón sensible
      para ser educadores de la fe.

      Que estemos atentos a los valores de nuestra cultura
      y escuchemos la voz del Espíritu que nos habla de ellos.

      Que tu Espíritu nos conceda vivir comprometidos
      en el gran apoyo de crear una civilización de hermanos,
      bajo la mirada amorosa de María.

      Te lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo,
      nuestro amigo y maestro,

      AMÉN


    55. ORACION A SAN PEDRO

    56. Querido San Pedro, humilde pescador de Galilea, testigo valiente de la fe en Jesucristo,
      apóstol entre los apóstoles, hermano de los pobres y amigo de todos nosotros.
      A ti dijimos nuestra oración.

      Tú que fuiste elegido por el Señor para guiar y orienta a la comunidad y recibiste la
      misión de confirmar en la fe a los discípulos.

      Tú que eres símbolo de la unidad eclesial y roca firme sobre el cual edificamos la
      Iglesia, atiende nuestras súplicas. Te pedimos que guíes cada día nuestros pasos y
      alimentes nuestra esperanza. Ayúdanos en nuestro compromiso como cristianos, danos
      valor y fortaleza para vivir con alegría y entusiasmo nuestra fe.

      Haz que seamos fieles a Dios Padre y a nuestros hermanos buscando siempre el amor,
      la paz, la justicia y la verdad. Acuérdate también de nuestras familias y de todos cuantos
      nos rodean.

      San Pedro, apóstol Santo, misionero y amigo, acoge nuestra oración bajo la mirada
      atenta de la Virgen María e intercede por nosotros ante Jesucristo, nuestro Señor que
      vive y reina en la unidad del Padre y del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.

      AMÉN


    57. AQUI ESTOY SEÑOR

    58. Aquí estoy Señor con mis proyectos y mis limitaciones.
      Aquí estoy con mis éxitos y mis fracasos.
      Aquí estoy con mi fe y mis dudas.
      Aquí estoy con mis alegrías y dificultades.
      Aquí estoy con mi generosidad y mis pecados.

      Señor:
      Tú me llamas a responder a tus llamados,
      hazme conocer tu voluntad,
      indícame el camino a seguir,
      esclarece mi inteligencia, abre mi corazón
      y suscita en mí la voluntad
      de decirte generosamente:
      Aquí estoy Señor.

      AMÉN


    59. LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ

    60. Por la señal + de la Santa Cruz de nuestros +
      enemigos líbranos, Señor, + Dios Nuestro.
      En el Nombre del Padre, y del Hijo + y del Espíritu Santo.

      AMÉN


    61. OFRECIMIENTO DE OBRAS

    62. Divino Corazón de Jesús,
      Por medio del corazón de María Santísima,
      Te ofrezco las oraciones, obras
      Y sufrimientos de este día para
      Reparar las ofensas que se te hacen
      Y por todas las intenciones
      Y por las que tú te inmolas
      Continuamente en el altar.
      Te las ofrezco, en especial,
      Por las intenciones recomendadas
      Al apostolado de la oración en este mes

      AMÉN


    63. MIRADME HO MI AMADO Y BUEN JESÚS

    64. Que postrado ante vuestra santísima presencia
      os ruego con el mayor fervor,

      Que imprimáis en mi corazón,
      los más vivos sentimientos de fe,

      Esperanza y caridad, dolor de mis pecados
      Y propósito de jamás ofenderos,

      Mientras que yo,
      Lleno de amor y compasión

      Voy considerando vuestras cinco llagas
      Comenzando por aquellas palabras

      Que de vos dijo el profeta David:
      “han taladrado mis manos y mis pies,
      se pueden contar todos mis huesos”

      AMÉN


    65. VISITA AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

    66. Señor mío Jesucristo que por nuestro amor permaneces noche y
      día en este sacramento lleno de bondad y de amor esperando, llamando
      y recibiendo a todos los que vienen a visitarte.
      Creo que en esta Hostia Santa, están verdaderamente tu cuerpo,
      sangre, alma y divinidad.
      Te adoro humildemente y te agradezco todos tus beneficios,
      especialmente
      El haberme dado por abogada a tu madre María Santísima,
      Y haberme llamado para visitarte en esta Iglesia.

      Saludo hoy a tu amantísimo corazón por estos tres fines:

      en agradecimiento por este gran don
      para reparar todas las injurias que recibes en este sacramento
      de todos los infieles, herejes y malos cristianos.
      Con esta visita tengo intención de adorarte en todos los
      lugares de la tierra, donde bajo mestas especies eucarísticas,
      eres menos reverenciado y más abandonado.

      Jesús mío te amo con todo mi corazón; me arrepiento de tantas veces
      haber ofendido a tu infinita bondad propongo con tu gracia no volver
      a ofenderte jamás.

      De hoy en adelante quiero ser todo tuyo, haz de mi todo lo que
      quieras; solo pido tu amor, la perseverancia en el bien y el
      cumplimiento perfecto de tu voluntad.

      Te recomiendo las almas del purgatorio, especialmente las que fueron
      más devotas del Santísimo Sacramento y de María Santísima.
      Te recomiendo también a todos los pobres pecadores. Uno, en fin,
      oh Jesús mío, todos mis afectos a los de tu amorosísimo corazón, y
      unidos así, los ofrezco a tu Eterno Padre suplicándole en tu nombre los
      acepte y atienda.

      Sea Bendito, Alabado, Adorado y Reverenciado en todo momento
      El Santísimo y Divinísimo Sacramento del altar.
      Sea para siempre Bendito y Alabado.

      AMÉN


    67. SAGRADO CORAZÓN EN TI CONFÍO

    68. Postrado ante tus pies, humildemente,
      Vengo a pedirte Dulce Jesús mío,
      Poderte repetir constantemente:
      Sagrado Corazón, en ti confío.

      Si la confianza es prueba de ternura,
      Esta prueba de amor darte yo ansío,
      Aun cuando esté sumido en amargura,
      Corazón de Jesús, en ti confío.

      En las horas más tristes de mi vida,
      Cuando todos me dejen, ¡Oh Dios mío!,
      Y el alma esté por penas combatida,
      Sagrado Corazón, en ti confío.

      Aunque sienta venir la desconfianza,
      Y aunque todos me miren con desvío,
      No será confundida mi esperanza:
      Corazón de Jesús en ti confío.

      Si contraje con tigo santa alianza
      Y te di todo mi amor y mi albedrío,
      ¿Cómo ha de ser frustrada mi esperanza?
      Sagrado corazón en ti confío.

      Y siento una confianza de tal suerte,
      Que sin temor a nada, Jesús mío,
      Espero repetir hasta la muerte:
      ¡Sagrado corazón de Jesús...
      en ti confío!.

      AMÉN


    69. PLEGARIA

    70. Al fluir el amor divino dentro
      De mí, bendice y multiplica
      Mil veces todo lo que tengo y
      Y todo lo que doy. Tengo fe que
      También bendice a quien lo
      Recibe de mí

      Sé que Dios gobierna
      Y dirige mi trabajo

      Dame Dios mío sabiduría
      Para comprender tus cosas.
      Haz que todo lo que
      Mis manos toquen, se cure,
      Prospere y se multiplique
      En todo el universo,
      Para honra y
      Gloria tuya.

      AMÉN


    71. ORACIÓN PARA SANTIFICAR EL DÍA

    72. Dios mío, creo en vos; Fortaleced, Señor mi fe.
      Espero en vos; Afirmad mi esperanza
      Os amo con todo mi corazón; Encended mi amor.
      Me pesa de haberos ofendido; Aumentad mi dolor.
      Os adoro como a Mi primer principio;
      Os deseo como a mi último fin.
      Os doy gracias; Como a mi continuo bienhechor;
      Os invoco como a mi Soberano defensor.

      Dignaos, Dios mío, Dirigidme con vuestra sabiduría;
      Contenedme con vuestra justicia, Consoladme con vuestra
      misericordia y amparadme con vuestro poder.

      Os consagro todos mis pensamientos, palabras, obras
      Y trabajos; a fin de que de hoy En adelante piense siempre en
      vos, hable de vos, Obre según vos Y padezca por vos.

      Señor, hágase en mi y en todas mis cosas vuestra santísima
      voluntad en tiempo y eternidad.

      Os suplico que ilustréis mi entendimiento, abraséis mi
      Voluntad, purifiquéis mi corazón y santifiquéis mi alma.

      Socorredme, Señor con vuestra
      Gracia para vencer la soberbia
      Con la humildad, la avaricia con
      La generosidad, la pereza con
      La diligencia, la lujuria con la
      Mortificación, la envidia con la
      Caridad, la ira con la paciencia,
      La gula con la abstinencia,
      La tibieza con el fervor;
      Y todas mis inclinaciones y
      Afectos desordenados
      Con vuestro santo temor y amor.

      ÁMEN


    73. ORACIÓN DE LA MAÑANA

    74. Señor, Dios omnipotente,
      que nos has hecho llegar al
      comienzo de este día:
      Fortalécenos hoy con tu poder,
      para que no caigamos en pecado alguno,
      Sino que nuestros pensamientos,
      palabras y obras sean conformes con tu voluntad.
      Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor

      ÁMEN


    75. PLEGARIA DE LA MAÑANA

    76. Esclarece la aurora el bello cielo,
      Otro día de vida que nos dais,
      Gracias a Dios creador del universo,
      Oh tierno padre que en el cielo estáis.
      Nuestras voces unimos al concierto
      Que el universo eleva en vuestro honor;
      Desde la tierra al cielo más profundo,
      Tierno padre magnífico hacedor,
      Conservad nuestras almas sin pecado,
      A nuestro cuerpo dad fuerza y salud;
      Y nuestra mente iluminad piadoso
      Con un rayo benéfico de luz.
      Por nuestra amada patria suplicamos
      Por la Iglesia elevamos oración;
      Por nuestros caros padres y familia
      Siempre dichosos los hagáis Señor.
      En vuestro santo nombre comenzamos
      Este día de vida que nos dáis;
      Haced que lo acabemos santamente
      Oh Padre Nuestro que en el cielo estáis.

      ÁMEN


    77. ORACIÓN DE SAN IGNACIO DE LOYOLA

    78. Tomad, Señor, y recibid toda mi
      Libertad, mi memoria, mi
      Entendimiento, y toda mi
      Voluntad, todo mi haber y mi
      Poseer; vos me lo disteis, a vos
      Señor lo torno; todo es vuestro;
      Disponed a toda vuestra voluntad.
      Dadme vuestro amor y gracia,
      Que esta me basta.

      ÁMEN


    79. PARA IMPLORAR MISERICORDIA DIVINA

    80. Señor Dios rey Omnipotente: en tus manos están
      puestas todas las cosas.
      Si quieres salvar a tu pueblo nadie
      puede resistir a tu voluntad.
      Tu hiciste el cielo y la tierra y
      todo cuanto en ellos se contiene.
      Tu eres el dueño de todas las cosas.
      ¿quién podrá pues resistir a tu majestad? Señor:
      Dios de nuestros padres:
      ten misericordia de tu pueblo porque los
      enemigos del alma quieren perdernos y
      las dificultades que se nos presentan son muy grandes.
      Tu has dicho “pedid y se os dará.El que pide recibe.
      Todo lo que pidáis al padre en mi nombre os lo concederá.
      Pero pedid con fe”.
      Escucha pues nuestras oraciones.
      Perdona nuestras culpas.
      y haz que nuestro llanto se convierta en alegría,
      para que viviendo alabemos tu santo nombre y
      continuemos alabándolo eternamente en el cielo.

      ÁMEN


    81. RÉQUIEM

    82. Oh Señor, Dios de los ejércitos,
      eterno Padre, eterno Rey,
      por este mundo que creaste
      con la virtud de tu poder;
      porque dijiste: la luz sea,
      y a tu palabra la luz fue;
      porque coexistes con el Verbo,
      porque contigo el Verbo es
      desde los siglos de los siglos
      y sin mañana y sin ayer,
      requiem aeternam dona eis, Domine,
      el lux perpetua luceat eis!

      Oh Jesucristo, por el frío
      de tu pesebre de Belén,
      por tus angustias en el Huerto,
      por el vinagre y por la hiel,
      por las espinas y las varas
      con que tus carnes desgarré,
      y por la cruz en que borraste
      todas las culpas de Israel;
      Hijo del Hombre, desolado,
      trágico Dios, tremendo Juez:
      requiem aeternam dona eis, Domine,
      el lux perpetua luceat eis!

      Divino Espíritu, Paráclito,
      aspiración del gran Yahvé,
      que unes al Padre con el Hijo,
      y siendo El Uno sois los Tres;
      por la paloma de alas níveas,
      por la inviolada doncellez
      de aquella Virgen que en su vientre
      llevó al Mesías Emmanuel;
      por las ardientes lenguas rojas
      con que inspiraste ciencia y fe
      a los discípulos amados
      de Jesucristo, nuestro bien:
      requiem aeternam dona eis, Domine,
      el lux perpetua luceat eis!

      ÁMEN


    83. ORACIÓN INICIAL DEL MES MARIA

    84. OH María, durante el bello mes que esta consagrado, todo resuena con tu nombre y alabanza, tu santuario resplandece con nuevo brillo, y nuestras manos te han elevado a un trono de gracia y de amor. Desde donde presides nuestras fiestas y escuchas nuestras oraciones y votos. Para honrarte, hemos esparcido frescas flores a tus pies y adornar tu frente con guirnaldas y coronas. Mas ¡Oh María!, no te das por satisfecha con estos homenajes, hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan; hay coronas que no se marchitan, estas son las que tú esperas de tus hijos, porque el más hermoso adorno de una Madre, es la piedad de sus hijos y la más bella corona que pueden depositar a sus pies, es la de sus virtudes. Sí, los lirios que tú nos pides son la inocencia de nuestros corazones, nos esforzaremos pues, durante el curso de este mes consagrado a tu gloria.

      ¡Oh Virgen Santa! en conservar nuestras almas puras y sin manchas, en separar de nuestros pensamientos deseos y miradas, aún la sombra misma del mal, la rosa cuyo brillo agrada a tus ojos es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos. Nos amaremos pues, los unos a los otros, como hijos de una misma familia, cuya Madre eres, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal. En este mes bendito, procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que te es tan querida, y con tu auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos, pacientes y esperanzados. Oh María haz producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes: que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia, para poder ser algún día dignos hijos de la más santa y de la mejor de las madres.

      ÁMEN


    85. ORACIÓN FINAL DEL MES MARIA

    86. Oh María, Madre de Jesús nuestro salvador y nuestra buena Madre, nosotros venimos a ofrecerte con estos obsequios que colocamos a tus pies, nuestros corazones deseosos de agradarte y a solicitar de tu bondad un nuevo ardor en tu santo servicio. Dígnate presentarnos a tu divino hijo que en vista de sus meritos y a nombre de su santa Madre dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud, que haga lucir con nuevo esplendor la luz de la fe, sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error, que vuelvan hacia Él y cambien tantos corazones rebeldes cuya penitencia regocijará su corazón y el tuyo, que convierta a los enemigos de su iglesia, y que en fin encienda por todas partes el fuego de su ardiente caridad, que nos colme de alegría en medio de las tribulaciones de esta vida y de esperanzas para el porvenir.

      ÁMEN


    87. ORACIÓN A NTRA. DE LOURDES

    88. Dóciles a la invitación de tu voz maternal, oh Virgen Inmaculada de Lourdes, acudimos a tus pies en la humilde gruta donde aparecisteis para indicar a los extraviados el camino de la oración y penitencia, dispensando a los que sufren las gracias y prodigios de tu soberana bondad.

      Recibid, oh reina compasiva, las alabanzas y súplicas que pueblos y naciones, unidos en la angustia y la amargura, elevan confiados a Ti.

      ¡Oh blanca visión del paraíso, aparta de los espíritus las tinieblas del error con la luz de la fe! ¡Oh mística rosa, socorre las almas abatidas, con el celeste perfume de la esperanza! ¡Oh fuente inagotable de aguas saludables, reanima los corazones endurecidos, con la ola de la divina caridad!

      Haz que nosotros tus hijos, confortados por Ti en las penas, protegidos en los peligros, apoyados en las luchas, amemos y sirvamos a tu dulce Jesús, y merezcamos los goces eternos junto a Ti.

      ÁMEN


      ORAR ES HABLAR CON DIOS MISMO

      HABLALE,ÉL TE ESCUCHA

      IR AL PRINCIPIO
      PAGINA PRINCIPAL